La adopción de un Galgo debe ser pensada y tomada muy seriamente.
Al adoptar un animal se toma un compromiso por el resto de su vida, de velar por su bien físico y emocional, incluso cuando ya esten viejitos para jugar o acompañarnos en las caminatas.
Con un Galgo, tomamos éste compromiso muy seriamente, porque son perros maravillosos, muy sensibles y muy cariñosos que han sido torturados toda su vida. La mayoría de las veces  nuestro contacto al rescatarlos, es la primera vez que ellos experimentan el cariño, una mano que los acaricia en lugar de golpearlos.
Ahora les buscaremos hogares que les brinden la oportunidad de una vida nueva, donde sean cuidados, amados, mimados y considerados integrantes de la familia incluso cuando estén muy viejitos.

 

 

 NUESTROS GALGOS YA SUFRIERON BASTANTE, PARA ELLOS PRETENDEMOS UNA VIDA EN FAMILIA, LOS SOÑAMOS DURMIENDO TRANQUILOS EN UN SILLON, TOMANDO SOL EN EL JARDIN O REMOLONEANDO ADELANTE DE LA ESTUFA....POR ESTOS MOTIVOS Y POR MUCHISIMOS MAS NO DAMOS NUESTROS GALGOS EN ADOPCION A GALGUEROS, CAZADORES NI A CRIADORES!!!!!